Tromsø: Guía de viaje

Tromsø: Guía de viaje

¿Has soñado con visitar una ciudad donde puedas admirar hermosos fiordos y a su vez maravillarte con increíbles auroras boreales? Si la respuesta es sí, entonces durante tus próximas vacaciones debes visitar Tromsø, una pintoresca y animada localidad centrada en una pequeña isla a unos 1150 kilómetros al norte de Oslo. Repleta de historia sobre exploradores del ártico, comerciantes, religiosos y académicos; esta ciudad juega un importante papel en la economía de Noruega debido a su dinámica actividad pesquera.

Reconocida por ser una ciudad cosmopolita y un importante centro cultural del país, Tromsø está conveniente conectada a Oslo gracias a sus 12 vuelos diarios.

¿Qué ver y qué hacer en Tromsø?

A pesar de su ubicación tan remota, Tromsø es una ciudad que ofrece a sus visitantes una importante variedad de lugares turísticos que incluye: fascinantes museos, bellos jardines, actividades al aire libre y mucha cultura. A continuación te contaremos algunos sitios de interés en esta vibrante localidad noruega que no te puedes perder.

Nordnorsk KunstmuseumMuseo en Tromsø Nordnorsk Kunstmuseum

Este museo de artes visuales tiene la peculiaridad de ser el más recientemente inaugurado y el que está ubicado más al norte en Noruega; cuenta en su repertorio con muestras tanto de arte histórico como contemporáneo. Su colección se remonta hasta el siglo XVIII, y está integrada por 2.200 piezas de las que solamente se muestra una porción representativa. En sus salas expositivas se muestran obras de artistas de renombre como Peder Balke, Adelsteen Normann, Harriet Backer, Anna-Eva Bergman y Olav Christopher Jenssen, por mencionar algunos.

Catedral del Ártico

Conocida formalmente como la iglesia de Tromsdalen, se trata de un gran sitio de interés en esta ciudad debido a su ubicación, su diseño (elaborado por Jan Inge Hovig), y su construcción en hormigón. Su forma ha hecho que varios la denominen como la “casa de la ópera de Noruega”, debido a que su diseño recuerda a la famosa Ópera de Sydney.

Polaria

Otra de las atracciones turísticas que esta ciudad puede ofrecer se trata de Polaria, el acuario más septentrional del mundo. Inaugurado en 1988, este se ha convertido en uno de los principales lugares que visitar en Tromsø debido a la experiencia educativa que ofrece. Centrando sus exhibiciones en las islas norteñas de Svalbard, el acuario ofrece un cine panorámico, un área de exploración polar o “camino ártico”, un acuario mostrando la vida marina de la localidad, tanques abiertos que albergan animales costeros y varios souvenirs que pueden ser del agrado de los niños, tales como animales de peluche o peces bebé, por mencionar algunos.

Museo PolarMuseo Polar de Tromsø

El Museo Polar es definitivamente uno de los lugares turísticos que hay que visitar en Tromsø; dedica sus exhibiciones a los exploradores del ártico y los riesgos que tuvieron que sortear. Este lugar narra experiencias como las de Henry Rudi, que mató 713 osos polares, o las Wanny Woldstad, la primera mujer en pasar el invierno en el ártico, entre otras personalidades.

Museo Universitario de Tromsø

De las cosas que hacer en Tromsø, una de las más interesantes sería visitar su Museo Universitario, el cual ha estado funcionando desde su inauguración en 1872. Localizado al sur de la isla de Tromsøya, este sitio ofrece exposiciones relacionadas a las investigaciones llevadas a cabo en la universidad, las cuales abarcan ramas como el arte, la historia y la ciencia en esta región.

El visitante podrá ver muestras temporales y permanentes que tratan sobre geología, auroras boreales, cultura sami, arte sacro del norte de Noruega y la civilización vikinga. De igual modo, también forma parte del museo el Jardín Botánico Ártico-Alpino de Tromsø, que presenta al espectador diferentes plantas que proceden de todo el hemisferio norte.

Catedral de Tromsø

Esta catedral, sede de la diócesis de Nord-Hålogaland de la Iglesia de Noruega, comparte con la catedral católica de Tromsø la particularidad de ser un templo construido en madera. Edificado por Christian Heinrich Grosch (1861) bajo la influencia del estilo neogótico, se encuentra ubicada en el centro de la ciudad, específicamente en el Kirkeparken: un área verde que funcionó como cementerio desde la Edad Media hasta la primera mitad del siglo XIX.

Mapa de Tromsø

El municipio de Tromsø como tal comprende de un área de 2.557 km², siendo el tercero más grande de Noruega. En este, el mayor núcleo urbano se encuentra en la isla de Tromsøya, la cual tiene, cerca de su centro, el lago Prestvannet: un cuerpo líquido represado en 1867 para servir como fuente de agua potable.

Mapa para visitar la ciudad de Tromsø

La isla de Tromsøya es mayoritariamente urbana, aunque cuenta con una zona agropecuaria en su parte occidental, mientras que otras áreas siguen teniendo bosques. Al oeste de ella se encuentra la isla Kvaløya, conectada con Tromsøya a través del puente Sandnessund; en Kvaløya se levanta una zona suburbana. Otras islas relevantes son Ringvassøy y Rebbenesøya.

Parte del municipio está conectada al continente a través de la península de Stuoranjarga, donde se asienta un sector de la ciudad de Tromsø. Al sur está la zona de Ramfjordnes, donde se pueden conseguir el fiordo de Ramfjorden y área rural de Andersdal. Siguiendo en tierra firme, en la parte norte se consiguen las localidades rurales de Tønsvik, Vågnes y Skittenelv.

Clima de Tromsø

Esta ciudad tiene reputación de recibir una gran cantidad de nieve en invierno, aunque de por sí la cantidad exacta varía considerablemente de un año a otro. En lo que se refiere a temperatura, la menor registrada hasta la fecha ha sido de -38,4°C, siendo el promedio de febrero, el mes más frío, de -3,5°C; no obstante, ésta puede variar debido a los efectos cálidos de la corriente del Atlántico Norte. El verano también es frío en esta parte del mundo, promediando los 12,1°C en el cálido mes de julio; la mayor temperatura registrada al día de hoy ha sido de 30°C.

Mejor época para visitar Tromsø

Al igual que con otras ciudades noruegas, quienes desean visitar Tromsø y aprovechar la mayoría de sus atractivos deben hacerlo en verano, cuando las temperaturas no son tan fuertes. Por el contrario, si desean ver las auroras boreales en su apogeo, se recomienda ir entre enero y marzo, en temporada invernal.